martes, 6 de octubre de 2009

Veneno


Veneno que absuelve mi culpa absoluta de saber de ti, que resplandece en los cielos como mariposa fugaz, de una noche sin destellos. Te miro a los ojos y sé que me quieres, que resplandeces en mi corazón; estrella fugaz de un corazón sin sentimiento. Eso eres tú.

Vuelvo con el bolso en el hombro, me quito las zapatillas de tacón y miro el revoltijo de mi propia habitación. Paseo la mirada cansada por las paredes y rodeo mis pensamientos de tristeza y amargura. Camino a paso lento y con una débil sonrisa prendo el computador y continúo con mi vida. Podria dormir, si, pero dejaria de verte, de leer tus hermosas palabras de imprenta, esa tipografía "perfecta" que embona mas que nunca con tu ser.

Veneno infeliz que al apoderarse de mi cuerpo, ganaría campo, que al saber de la discordia aterrizaría en tu corazón. ¿Cómo verte? ¿Cómo abrazarte? ¿Cómo sentirte? ¿Cómo... si estas tan lejos?

"Abracadabra" y el telón se habre, dejando ver el humo matinal-nocturno, ¿¿acaso estás ahí?? Quiero verte ahí, un acto de magia inesperado, un sueño incorpóreo de mi ser, una fantasía perdida en mi propia oscuridad. Por ahora... eso eres tú.

2 comentarios:

  1. Holaaa!!!
    Muchas gracias por leerme. Me he pasado a mirar tu blog, me mola! La última entrada sobre todo es genial ^.^

    ResponderEliminar
  2. Hola muchas gracias!!!

    No habia visto este comentario jejeje, espero te pases más seguido por mi blog!!!

    Un saludoos!

    ResponderEliminar