lunes, 26 de abril de 2010

Inspiración...

Miro la hoja de papel en blanco y comienzo a imaginar historias de fantasía, fantasías que a tu lado serían realidad, cada vez que pasas por mi mente, ideas nuevas se vuelven viejas, eres la moda de mi mundo, de mis pensamientos.

Parece imposible el que tú logres todo esto, con tus sonrisas, tus miradas y tus palabras. Es imposible discernir entre el bien y el mal, es imposible mirar a otras personas, tu captas mi atención y nada más puede hacerlo si tu estas presente.

Animas mis ideas, vuelves mis palabras las mejores, conviertes mis miradas en fuego y me haces pensar en ti en cada momento, bajo el sol, bajo la lluvia, en los mejores y peores momentos... Haces que todo el mundo se voltee al escucharte, haces que mi mundo se ilumine, haces de ti mi mundo, mi tesoro.

Y difícil es decir todas estas palabras, difícil me resulta hablar, escribir, sin nombrarte, sin pensarte. Eres mi fuente de inspiración, mi pista a seguir, mi meta a alcanzar. Comienzo a creer que eres mi totalidad, que tu corazón es mi hogar y que tus brazos, en algún momento, serán mi refugio.

Sueño con aquel día en el que pueda sentirte, en el que pueda tocar tu rostro y decirte mirándote a los ojos, todo lo que siento por ti, sueño con poder sonreírte y convertirme en tu universo... Aunque posiblemente, ya sea así. Todos mis sueños aún sin cumplir, aún en pie... tan perfectos, tan tuyos.

Sonríes a un cristal sin vida y transmites la felicidad misma, me haces sonreír al ver tu inmaculado rostro, más parecido a una obra de arte, esculpida por ángeles que a una simple cara mortal; significas la eternidad misma para mi corazón y para mi vida.

Palabras que se van con el tiempo, recuerdos que se graban en el corazón. Y puedo gritar a los mil vientos lo mucho que te amo, y puedo caminar con la ilusión de volverte a hablar, y puedo luchar por algo, por alguien, por nuestro sueño; me hago a la idea que puede no ser para siempre, pero estoy consciente de que haz marcado mi vida, mis momentos, mi mente...

Hay algo en ti que te hace inolvidable, hay algo en mi que me permite sentir esto a pesar de los obstáculos, hay algo que nos dicta el destino, hay algo que nos marca y nos enriquece, hay algo llamado AMOR y es tan poderoso y grande que nada puede vencerlo. Al menos, no a nosotros.

Y ahora paso la pluma por el papel, con la mejor de las sonrisas en el rostro y reflejo en mis historias nuestras fantasías, y busco la escapatoria a todos nuestras preocupaciones, y siento y respiro todo esto, y mejoro paciente cada signo... solo por ti, solo para ti... porque solo tú... eres mi fuente de inspiración.

viernes, 23 de abril de 2010

He de amarte siempre

Te escribiré cartas de amor mientras exista un lápiz y las palabras que deseas leer; escribiré porque este amor que sentimos nos engrandece, nos hace soñar que se puede vivir con la esperanza de un encuentro, de que un día nuestras manos se rocen, donde haya o exista la palabra amor te escribiré como nunca nadie ha escrito con tanto cariño y esperanza como yo.

Allí dondequiera que estés, siempre estoy contigo, despierta y soñando te llenaré de palabras de amor y caricias... porque estas lineas que te envío están tan llenas de fe y sentimientos que nunca dejo de decirlo o escribirlo. Buscaré entre todas las palabras del diccionario tratando de buscar nueva palabras para escribirte o decirte; pero pienso mi amor, que todas las palabras las tenemos agotadas en nuestras cartas, y además no puede existir palabras más lindas que decir -te amo- así sin más, porque es lo que debes entender: Que cada día es un amor nuevo, es un "Te extraño" nuevo. Sólo tú haces renacer estas letras y estas ansias de decirte todos los días lo que eres para mí.

Estás en todas mis cosas, en mis risas, en mis penas, en mis paredes que sólo tienen tu nombre, en el infinito de tus ojos donde con sólo cerrar mis ojos puedo adentrarme en ti y susurrarte que eres mío, que siempre lo serás, que puede el tiempo pasar mas nuestro amor siempre permanecerá así: tan nuevo como en los comienzos de nuestro primer encuentro de este andar por el espacio ciber. No buscaré frases de poetas famosos, porque estas letras son tuyas y no necesitan reconocimientos más que en tu corazón. Y cuando me dices: "Te quiero" ¿Qué más podría yo pedir?

¡Tú, mi amor, lo eres todo para mí!

Siempre te amaré, no sólo ayer, sino que mañana también y lo haré por toda la eternidad que nos toque vivir, así como te dije que esperaría, así también te amaré. Con promesas que van mas allá de cualquier olvido, porque esa palabra no existe para nosotros. Amor, déjame quedarme aun en la distancia junto a ti, abrazarte como si aquí estuvieses, como si me besaras y este amor nos consumiera cada instante que nos soñamos tú y yo..

Quédate aquí amor mío, déjame en tu presencia, háblame con palabras de amor, esas que sólo sabes decir tú, déjame que te lea mis cartas y quédate dormido en mí.

Porque sólo así sé amarte, sólo así sé soñarte con mis palabras cursis, con mi amor que renace cada día. Recuerda que buscando el amor te encontré a ti, por eso sé que nací para estar contigo hoy y siempre. Nunca te vayas de mi lado...

Siempre tuya, siempre mio, siempre nuestro

Tu amor ^^

sábado, 17 de abril de 2010

Guía y Diccionario de las hadas y otros seres fantásticos



Éste es el primero de dos volúmenes que contiene información completa para orientar a las personas que desean saber más sobre las hadas y otras criaturas fantásticas; reconocer su personalidad, cómo y dónde encontrarlas, protegerse de ellas y saber la verdad sobre sus peligros.

Este es el segundo volumen de una obra que brinda pautas para conocer el misterio, origen y existencia de las hadas y los seres elementales. El lector podrá conocer en este libro a la mayoría de las formas mágicas que se describen en la mitología y los cultos paganos alrededor del mundo: fantasmas, elementos puros, ángeles, gigantes y ogros, vampiros, hombres lobo, bestias mitológicas, monstruos, dragones y las hadas madrinas.

Solo tú


Hermosa sonrisa y largos minutos
Largas las horas de este mundo
Miro y sonrío con sueños hondos
Y solo respiro, perdiendo el rumbo

La vida prosigue y yo me centro
Varada a la orilla de un río secreto
Esperando sola aquel momento
Que dicte el tiempo del encuentro

Mas sin embargo te miro y muero
Temo y siento que no te tengo
Abrazada al destino con cruel anhelo
Y rechazo la idea de lo que siento

Panorama tardío
Cruel abatimiento
Sueño vacío
Terrible momento

Y solo tu sabes aquel sentimiento
Y lloras, lamentas palabras al viento
Recuerdas momentos de abatimiento
Y dejas llevarte por el momento

Y solo tú sabes lo que siento
Solo tú sabes lo que planeo
solo tu eres mi sentimiento
y solo queda el poder de un deseo.

jueves, 8 de abril de 2010

Invisible


"En 1967, Adam Walker es un joven poeta ávido de vida y literatura, con mucho más futuro que pasado. Estudia en la Universidad de Columbia, se opone a la guerra de Vietnam, y además -esto lo dicen quienes lo conocen, porque él no parece darse cuenta- es guapísimo. Y una noche, en una fiesta de estudiantes, conoce a una pareja de franceses muy sofisticados, muy seductores. Lo primero que le llama la atención a Adam es el nombre de él, Rudolf Born, como en Bertrand de Born, el poeta provenzal que en uno de los cantos de Dante lleva su propia cabeza cortada en las manos. Y tras varios días de ambigua seducción en los que la pareja va tejiendo su invisible tela de araña en torno al hermoso e inocente americano, Rudolf Born, que está en Columbia como profesor invitado en la School of International Affairs, le ofrece a Adam la dirección de una revista literaria que él financiará.
Adam ya ha comenzado a sospechar que el profesor francés es un hombre de muchas caras, que puede ser peligroso, y que no debería fiarse de él, pero no puede resistirse a su oferta. Y tampoco resistirá días después, cuando Rudolf se marche repentinamente a París, los silenciosos cantos de sirena de la insinuante Margot... Pero, en estos juegos peligrosos, ¿quién es la presa y quién el cazador?"
"En esta novela policíaca erótica y agudamente filosófica, Auster seduce y conduce con mano maestra a los lectores desde Nueva York a París y desde California a una remota isla en el Caribe, mientras contrasta los placeres sutiles de la mente con la vorágine de los cuerpos, y ahonda en las repercusiones de la culpa, en el incontrolable poder del deseo y las insidiosas consecuencias del narcicismo y el libertinaje. Con unos personajes fascinantes, una estructura en espiral, y un final digno de Conrad y El corazón de las tinieblas,es una novela de un suspense impecable, inteligente e inquietante" (Donna Seaman, Booklist).
"Posiblemente la mejor novela de Auster, de un virtuosismo y una profundidad notables, que combina sus investigaciones posmodernas sobre la naturaleza de la ficción y la esencia de la identidad con temas eternos, el bien y el mal, la culpa y la redención. Si no es el Crimen y castigo de Paul Auster, al menos debe de ser sus Memorias del subsuelo" (Doc McLeese).

miércoles, 7 de abril de 2010

Eternidad


"Ever guarda un secreto: puede oír los pensamientos de todos los que están a su alrededor, ver su aura y descubrir su pasado con sólo tocarles la piel. Abrumada por la fuerza de este extraño don, vive encerrada en sí misma y sólo tiene dos amigos, los excéntricos Haven y Miles.

Todo cambia, sin embargo, cuando Damen se incorpora a su clase; atractivo y enigmático, despierta rápidamente el interés de todas las chicas del instituto. Ever, como siempre, intenta mantenerse al margen, pero no muy pronto descubre con una mezcla de temos y fascinación que Damen no tiene aura y que altera de forma misteriosa todos sus poderes..."

El trailer del libro aquí

domingo, 4 de abril de 2010

Un dios solitario y otros relatos


Como muchos de sus contemporáneos, Agatha Christie escribió relatos para diversas revistas en los años veinte y treinta, y casi todos ellos acabaron incluidos más tarde en libros recopilatorios. Ahora, 21 años después de la muerte, una labor detectivesca digna de la propia Agatha Chrisitie ha desenterrado siete relatos inéditos, así como las versiones originales de dos relatos de Poirot que la autora amplió después para publicarlos en forma de novela. Este libro, casi una pieza de coleccionista, muestra a la maestra del crimen en su etapa de formación, y sus lectores podrán comprobar una vez más su gran dominio de la caracterización y su habilidad para los desenlaces imprevistos.

sábado, 3 de abril de 2010

Sueño de una noche de verano


Es una comedia romántica escrita por William Shakespeare alrededor de 1595. Está considerata como uno de los grandes clásicos de la literatura teatral muncial. Al parecer fue escrita con motivo de la conmemoración de la boda de Sir Thomas Berkeley y Elizabeth Carey, en febrero de 1596.

Los principales temas de esta obra son los sueños y la realidad, el amor y la magia. Esta comedia relata la historia de dos parejs de enamorados que sufren y disfrutan por causa de su amor y de las argucias de sus enamorados. El trasfondo común se encuentra en las celebraciones de la boda entre el duque Teseo e Hipólita.

Casa de muñecas


Torvaldo Helmer y Nora están casados desde hace ocho años y tienen tres hijos. Tienen una posición acomodada y habitan una vivienda de gran tamaño. Es Navidad y Nora se alegra de no tener que ahorrar más, ya que Torvaldo será ascendido a Director del Banco después de Año Nuevo. Sin embargo, Torvaldo le insiste en que se mantenga cauta, ya que su primer sueldo en la nueva posición no lo recibirá hasta después de un trimestre y en caso de que le suceda algo, no quiere que ella se quede con deudas. Torvaldo trata a Nora como a una muñeca a la que puede dominar, no confía en sus capacidades intelectuales y no la toma en serio.

Durante las vacaciones navideñas llega de visita Christine Linde, una amiga de Nora a la que no veía desde hace muchos años. Christine se había casado hace ocho años con un hombre adinerado, ya que necesitaba el dinero para poder mantener a su madre y a sus hermanos menores. Cuando su esposo murió no heredó nada, por lo que tuvo que salir a trabajar para mantener a sus familiares. Después de un tiempo su madre murió y sus hermanos menores, ahora adultos, eran capaces de mantenerse por sí solos. Ante esto Nora le pregunta si ahora se siente aliviada, pero Christine le responde que lo único que siente es un vacío y que necesita un trabajo nuevo, para poder subsistir. Nora le promete preguntar a su marido si le puede coneguir un puesto en el Banco.

Entonces Nora le cuenta a Christine sobre sus últimos diez años. Su marido, Torvaldo, cambió de trabajo a un puesto mejor pagado después de la boda. Durante el primer año trabajó tanto que los médicos temían por su vida y le recomendaron un viaje de descanso en el sur. Por esta razón, después del nacimiento de su primer hijo, la familia se mudó a Italia. Hasta hoy Torvaldo piensa que el padre de Nora pagó por el viaje. Nora le confiesa a Christine que en realidad solicitóun préstamo al abogado Krogstad y, en vez de pedirle a su padre que hiciese de garante, falsificó su firma.

Krogstad se dio cuenta del engaño en estas navidades. Nora no aparenta sentirse culpable, ya que todo lo hizo solamente por el bien de su marido y su padre, pero el abogado le aclara que las leyes no toman en cuenta las razones del contraventor, Krogstad intenta extorsionar a Nora y le pide que logre que su marido no lo despida (él trabaja también en el Banco). Torvaldo no le hace caso a su esposa, ya que tambien Krogstad había falsificado firmas. Si tan solo no hubiera negado el acto hubiera sido condenado por el acto... En vez de Krogstad, Torvaldo emplea a Christine. Ya que Nora no cumplió su parte del trato, Krogstad le escribe una carta reveladora a Torvaldo.

Krogstad había cortejado a Christina hacía muchos años, pero ella lo había rechazado porque su sueldo no hubiera alcanzado para mantener a su madre y a sus pequeños hermanos. Ahora Christine le declara su amor y con esto hace a Krogtad tan feliz, que decide hacerle a Nora y a Christine un favor y pedirle a Torvaldo la carta sin abrir. Christin no está de acuerdo, ya que en su opinión Nora y Torvaldo no pueden seguir econdiéndose cosas el uno del otro.

Después de Navidad, Torvaldo lee la carta e insulta de mentirosa e hipócrita a Nora, quién había sido durante ocho años toda su alegría y su orgullo. La acusa de haberle arruinado toda su felicidad, de ser una criminal sin moral, religión o sentido de culpa. Sin embargo, logra que Nora no se suicide y decide ocultar todo lo ocurrido: Nora debe quedarse en casa y aparentar hacia afuera como si nada hubiera pasado. Krogstad le entrega a Torvaldo una segunda carta, en la cual disculpa a Nora de todo lo sucedido, también de la deuda. Torvaldo se alegra, quema las cartas, disculpa a su esposa y piensa que ahora todo estará bien. Pero Nora está decepcionada del comportamiento egoísta de su marido y se da cuenta que lo único que le importa es su honor y su carrera y que la ama igual de poco que su padre la amaba. Nora dice que su padre la trataba como una pequeña muñeca, Torvaldo como una muñeca grande y que los tres niños son asimismo sus muñecos. Nora abandona a su marido y a sus hijos al mismo tiempo que analiza la moral y el rol del hombre y la mujer en la sociedad.