lunes, 26 de abril de 2010

Inspiración...

Miro la hoja de papel en blanco y comienzo a imaginar historias de fantasía, fantasías que a tu lado serían realidad, cada vez que pasas por mi mente, ideas nuevas se vuelven viejas, eres la moda de mi mundo, de mis pensamientos.

Parece imposible el que tú logres todo esto, con tus sonrisas, tus miradas y tus palabras. Es imposible discernir entre el bien y el mal, es imposible mirar a otras personas, tu captas mi atención y nada más puede hacerlo si tu estas presente.

Animas mis ideas, vuelves mis palabras las mejores, conviertes mis miradas en fuego y me haces pensar en ti en cada momento, bajo el sol, bajo la lluvia, en los mejores y peores momentos... Haces que todo el mundo se voltee al escucharte, haces que mi mundo se ilumine, haces de ti mi mundo, mi tesoro.

Y difícil es decir todas estas palabras, difícil me resulta hablar, escribir, sin nombrarte, sin pensarte. Eres mi fuente de inspiración, mi pista a seguir, mi meta a alcanzar. Comienzo a creer que eres mi totalidad, que tu corazón es mi hogar y que tus brazos, en algún momento, serán mi refugio.

Sueño con aquel día en el que pueda sentirte, en el que pueda tocar tu rostro y decirte mirándote a los ojos, todo lo que siento por ti, sueño con poder sonreírte y convertirme en tu universo... Aunque posiblemente, ya sea así. Todos mis sueños aún sin cumplir, aún en pie... tan perfectos, tan tuyos.

Sonríes a un cristal sin vida y transmites la felicidad misma, me haces sonreír al ver tu inmaculado rostro, más parecido a una obra de arte, esculpida por ángeles que a una simple cara mortal; significas la eternidad misma para mi corazón y para mi vida.

Palabras que se van con el tiempo, recuerdos que se graban en el corazón. Y puedo gritar a los mil vientos lo mucho que te amo, y puedo caminar con la ilusión de volverte a hablar, y puedo luchar por algo, por alguien, por nuestro sueño; me hago a la idea que puede no ser para siempre, pero estoy consciente de que haz marcado mi vida, mis momentos, mi mente...

Hay algo en ti que te hace inolvidable, hay algo en mi que me permite sentir esto a pesar de los obstáculos, hay algo que nos dicta el destino, hay algo que nos marca y nos enriquece, hay algo llamado AMOR y es tan poderoso y grande que nada puede vencerlo. Al menos, no a nosotros.

Y ahora paso la pluma por el papel, con la mejor de las sonrisas en el rostro y reflejo en mis historias nuestras fantasías, y busco la escapatoria a todos nuestras preocupaciones, y siento y respiro todo esto, y mejoro paciente cada signo... solo por ti, solo para ti... porque solo tú... eres mi fuente de inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario