jueves, 17 de junio de 2010

Ahora...


Puede ser tan dificil mostrar el lado oculto de mi debilidad, tan recondito, tan salvaje que la vida misma me lo arrebata cuan carnada nocturna.

Tan perfecto, tan radiante aparece tu rostro ante mis ojos y nivela las emociones corporales de mi ser... tan pleno, tan sencillo, tan voluble, invisible. Y miro tu foto, apagada... tu rostro ilumina toda la estancia, pero estás al lado de ella, con tierno afecto e indecidia...

Tan facil fue amarte y cuan dificil será olvidarte... tan inutiles mis esfuerzos por convencerte de lo que veo... de lo que siento... Eres mi todo y mi nada y ahora te alejas sigiloso, con un rastro de tristeza inconfundible. Pero... si ambos sabemos lo que realmente quieres, si ambos sabemos a quién realmente amas ¿por qué buscar en otros horizontes en vez de luchar por aquella persona a quién más amas, a quién más deseas... a quien quieres tener a tu lado, darle un beso, un abrazo, susurrarle un "te amo"?

¿Dificil desición? Y yo pensando que no lo sería... "Pobre ilusa, pobre" susurran las luces que me opacan, "Pobrecilla, le han cortado sus angelicales alas, pobre" me dicen al oido los rayos de la luna "Pobrecilla, pobre" cantan los duendecillos divertidos, entre carcajadas, risueños.

Tanto tiempo... tanta fe... tantos sueños embarrados en un trozo de papel... tantas lagrimas por las que mis ilusiones se fugan cuan estrellas fugaces, rápidas y eternes, dolorosas, dejando huella.

Lo único que se es que las promesas que te hice aun estan por cumplirse, que eres lo más perfecto y maravilloso de este mundo y que a pesar de lo que estoy sufriendo... yo... YO TE SIGO AMANDO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario