viernes, 8 de abril de 2011

A mitad de la noche

A mitad de la noche siento ese vacio dentro de mí, en lo más profundo de mi alma, en lo más solitario de mi ser.

A mitad de la noche, busco tus palabras y acepto rendida tu ausencia.

A mitad de la noche, despierto entre lagrimas y se que algún día lo lograré.

A mitad de la noche, me robas el sueño y creces mi inspiración.

A mitad de la noche yo te pienso, yo "te siento" y más bien te imagino.

A mitad de la noche, me da por sincerarme y querer decirte lo que ya sabes.

A mitad de la noche, cuando todos desconocen y sólo en el último segundo antes de sumergirse en un profundo sueño, somos nosotros mismos, deseando lo mismo, sufriendo esta angustia que silenciosamente acalla la realidad, sintiendo esta necesidad del otro, de sus palabras, de un hombro en el cual llorar.

A mitad de la noche, yo sólo me preguntó cómo es que todo esto comenzó y cómo es que todo esto irá a terminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario