martes, 26 de julio de 2011

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

La fecha crucial se acerca, cuando cumpla diecisiete años, Harry perderá el encantamiento protector que lo mantiene a salvo.

El anunciado enfrentamiento a muerte con Lord Voldemort es inminente, y la casi imposible misión de encontrar y destruir los restantes horrocruxes es más urgente que nunca.

Ha llegado la hora final, el momento de tomar las decisiones más difíciles. Harry debe de abandonar la calidez y seguridad de La Madriguera para seguir sin miedo ni vacilaciones el inexorable sendero trazado para él.

Consiente de lo mucho que está en juego, sólo dentro de sí mismo encontrará la fuerza necesaria que lo impulse en la vertiginosa carrera para enfrentarse con su destino.

Con un ritmo infernar que corta el aliento, y un final tan emocionante como inesperado, el último libro constituye un broche de oro en el que infinidad de detalles que surgieron en las seis entregas anteriores cobran sentido y tienen una explicación exacta, dejando al lector maravillado ante tan inmensa obra de relojería.

Prueba el acierto con que J.K. Rowling ha sabido concluir la historia de Harry, su cabal y entrañable personaje, es que hasta la fecha Harry Potter y las Reliquias de la Muerte ha superado ampliamente las ventas del libro anterior en los idiomas en que ha sido publicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario